Sin categoría
Dejar un comentario

PANAMA PAPERS: Qué son y cómo afectan a los argentinos

VOCES EXCLUIDAS accedió a un documento que comprueba que la sociedad Fleg no llevaba los libros contables. Declaraciones del fiscal del caso.

Panama-papers

Por Catalina de Elía, periodista y politóloga.

@CatadeElía

 

Los “Panama Papers” ocupan un lugar privilegiado en la agenda pública. Sobre todo, por la revelación que ubicó al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, primero como integrante de la sociedad “Fleg” constituida en Panamá que no fue incluida en su declaración jurada de bienes, luego por ser parte de la sociedad “Kagemusha” y por nuevas firmas que fueron surgiendo de la investigación judicial que lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello. El magistrado enfocó su trabajo en determinar si el primer mandatario omitió consignar datos en su declaración jurada patrimonial y también en dilucidar si como integrante de esas firmas comerciales participó de un delito. En particular, de lavado de dinero. ¿Por qué la sospecha? Por la naturaleza de las sociedades conocidas como “offshore”.

A este blog le interesa, a partir del caso Macri,  detenerse en este punto para analizar qué es una “offshore”, para qué sirve, por qué se constituye una empresa de estas características en los denominados “Paraísos Fiscales”  y, en síntesis, para tratar de explicar brevemente cuál es la importancia de los “Panama Papers” para los ciudadanos que no están ligados a las altas finanzas. Para responder a estos interrogantes vamos a seguir  el libro “Las Islas del Tesoro”, cuya bajada es elocuente: “Los paraísos fiscales y los hombres que se robaron el mundo” de Nicolás Shaxson.

Unknown

Desde ese lugar, se puede afirmar que cada vez que alguien concurre a un paraíso fiscal busca ocultar dinero proveniente de un delito, fugar capitales o evadir impuestos. En los paraísos fiscales no se pregunta desde dónde viene el dinero y se garantiza el anonimato. Por ello, no siempre la elección de una sociedad offshore se vincula con un delito. A menudo, ello tiene que ver con estrategias comerciales para aumentar la tasa de ganancia, mediante la reducción del pago de impuestos. Pero en todos los casos, el uso de este tipo de instrumentos revela un fuerte apego al interés individual en desmedro del común o, si se quiere, poco apego a la ética ciudadana cuyo horizonte de sentido es cumplir la ley y no violarla o eludirla.

Por ejemplo, en el caso Macri, VOCES EXCLUIDAS accedió a un documento desconocido hasta ahora. Forma parte del expediente que inició Mauricio Macri ante el Juzgado Civil N° 104, para que el magistrado declare que el nombrado no fue propietario no accionista de la firma “Fleg”. Allí existe una presentación de Franco Macri, a través de la que explica que en el caso de sociedades radicadas en Bahamas, es una decisión de los directores que las empresas lleven libros contables. “Fleg” no los llevaba…Esta opacidad seguramente luego conspira a la hora de investigar los hechos en sede judicial.

    Para acceder al documento en el cual se comprueba que Fleg no llevaba libros contables hacé click acá: DOCUMENTO PANAMA

Para sacarnos esa duda, le preguntamos al fiscal del caso Federico Delgado y ante la pregunta precisa respondió: “Efectivamente es difícil siempre en casos de lavado de dinero reconstruir los hechos. Las empresas offshore están radicadas en paraísos fiscales y su capital, precisamente, es el secreto. Además, a la hora de acceder a información específica los jueces y fiscales dependen de la voluntad de los Estados que son quienes deciden cuando colaborar, como hacerlo y en qué tiempo hacerlo. Estas variables no las podemos manejar desde aquí. Irónicamente, la globalización es vertiginosa a la hora de garantizar transacciones comerciales, pero medieval a la hora de implementar los intercambios de información entre Estados”.

La modalidad de las sociedades “offshore” son un fenómeno mundial. Los primeros años de este siglo mostraron un fuerte avance de estas herramientas jurídicas. En Estados Unidos, hay una gran preocupación al respecto ya que con el simple recurso de una “offshore” las empresas eluden la tributación. Entonces, se pagan menos impuestos, el Estado tiene menos recursos y, en consecuencia, menos poder para diseñar e implementar políticas públicas. Entre 2008 y 2014 las empresas más grandes de los EE.UU. transfirieron más de  1,4 billones millones de dólares a paraísos fiscales. La fase financiera del capitalismo, que es la bandera neoliberal, agudizó esta práctica y resintió las capacidades de los Estados.

Existe, incluso, una feroz competencia entre paraísos fiscales para absorber este dinero que circula por el mundo. Los estados norteamericanos de Delaware, Nevada y Dakota del Sur forman una suerte de coalición contra Suiza, Luxemburgo, Bahamas y otros paraísos caribeños. Incluso hay quienes atribuyen estas filtraciones como los “Panama Papers” a esa suerte de guerra. De hecho, el estudio  Mossak y Fonseca, que fue la fuente de información que utilizó el Consorcio de Periodistas de Investigación y que fue contratado por la familia Macri, es una pieza clave en el mundo de las finanzas. A punto tal que estuvo involucrado en varios escándalos. Por ejemplo, en la administración de fondos sucios de la familia real española, en la city londiense por el manejo de fondos de la camorra italiana  en Brasil en el caso “Lava Jato” y en México con el cartel de Sinaloa.

Los “Panama Papers”, entonces, más allá del caso judicial que involucra al Presidente de la Nación, tienen un efecto directo en la vida de los ciudadanos. En efecto, cada peso que eludiendo las barreras tributarias del país se fuga hacia el exterior sin pagar impuestos, reduce las chances del Estado de recaudar más fondos y, por lo tanto, la capacidad de mejorar la educación, la salud pública, la seguridad ciudadana, la seguridad social y la asistencia a quienes se cayeron del contrato social.

Es muy importante que la justicia resuelva la situación del presidente Macri, pero es también muy importante que la dirigencia política construya un marco normativo que de alguna manera limite la fuga de la riqueza que producen todos los argentinos y que, a través de las “offshore”, disfrutan unos pocos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s