Sin categoría
Dejar un comentario

El fiscal Di Lello encabezó nuevos operativos en la Villa 31

Por Catalina de Elía

@CatadeElia

Nuevamente la justicia, de la mano del fiscal Jorge Di Lello y el juez Lijo, incursionó en la Villa 31.  A “Voces Excluidas” no le interesa el procedimiento en sí mismo que fue vasto. Treinta y cuatro allanamientos en los que se secuestraron armas y drogas. El punto a resaltar quizá pasa por una reflexión que ve los hechos desde otro lugar.

La representación ciudadana naturalizó una visión de los espacios geográficos habitados en condiciones de vulnerabilidad extrema, que los clasifica en sitios de los que no es posible volver. Algo así como que quienes los habitan están condenados a vivir en esas condiciones complejas. Ello quizá contribuye a explicar el olvido del Estado que ha resignado el ejercicio de la soberanía que, de hecho, la ejercen otros grupos. Esta penetración judicial se inscribe en llevar nuevamente el Estado a esos lugares que olvidó. La luz pública no hace milagros. Es evidente que la sola presencia estatal no alcanza para modificar esa situación de vulnerablidad. Sin embargo, coqueteando con Sartre, podríamos pensar que contribuye a generar condiciones que revelen un espacio de libertad para que aquel condicionamiento derivado del contexto, no se naturalice en la forma de determinación. En efecto, la presencia pública estimula esa noción de libertad que caracterizó al segundo Sartre y demuestra que la justicia puede hacer algo más que castigar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s