Sin categoría
Comments 3

“Matar al ladrón”. El problema de la inseguridad cuando no hay un sistema judicial creíble

Por Catalina de Elía, periodista y politóloga

@CatadeElía

the-story-behind-banksy-2-jpg__800x600_q85_cropAyer 14 de septiembre en Zárate asaltaron a un carnicero y éste persiguió con su auto al ladrón hasta atropellarlo y matarlo. El delincuente quedó arrinconado contra un poste, fue agredido por los vecinos de la zona y por la noche murió. Unos pocos días antes ocurrió un hecho similar en la provincia de Buenos Aires. Precisamente el 26 de agosto en Loma Hermosa un médico mató a balazos a un delincuente armado que quiso robarle el auto cuando salía de su casa. Unos días después fue liberado por no representar peligro de entorpecimiento en la investigación. Para la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, “el doctor Lino Villar Cataldo mató por la ‘desprotección del Estado’”. El caso del carnicero fue todavía más allá: el propio Presidente de la Nación Mauricio Macri dijo que el carnicero “debería estar con su familia, tranquilo”. Ahora bien. ¿Dónde está el Estado?, ¿dónde está la justicia?, ¿tiene margen de libertad y elección tanto el que mató el delincuente como el delincuente para tomar otra opción?, ¿qué significa esto cómo sociedad?

La inseguridad revela algo más que el temor al otro. La inseguridad es algo más que ese miedo a salir a la calle. La inseguridad tiene efectos bien diferentes a los pedidos de mano dura. Tan hondo caló la inseguridad que muchos ciudadanos justifican moralmente la decisión de hacer justicia por mano propia.  De la mano de un concepto jurídico como la “defensa propia” que  tiene requisitos técnicos muy complejos, hemos llegado a tolerar que un ciudadano mate a otro. Frente a una amenaza a nuestro derecho de propiedad o a nuestra libertad, admitimos que una persona mate a otra. La pregunta es ¿por qué llegamos a ese nivel de justificación y qué significa eso como sociedad. En este blog, Voces Excluidas francamente no vamos a responder a la primera pregunta. Pero sí vamos a dar una idea acerca de la segunda.

banksy-street-art-graffiti-camera-i18548Tolerar la justicia por mano propia constituye un indicador que muestra como cruje nuestra organización social basada en derechos, plasmada en la Constitución. Ello es así porque cuando decidimos vivir juntos, admitimos que nuestros problemas más profundos no los resolveríamos entre nosotros, sino que lo haríamos en base a la ley. Y resolvimos que la ley la iba a aplicar el sistema judicial. Cuando tomamos esa decisión asumimos que no siempre nos iba a gustar la decisión de un juez, que no siempre íbamos a ganar, pero sí que la respetaríamos como sea. Sabíamos que si alguna chance había de convivir en medio de semejante heterogeneidad, ella se vinculaba con la apuesta a la ley como mecanismo se resolución de nuestros conflictos.

Corre septiembre de 2016 y el propio Presidente de la Nación públicamente justificó moralmente como un vecino mató a un agresor y de algún modo presionó simbólicamente al Poder Judicial declarando que el agresor debía estar con su familia. A la par, muchos referentes sociales, comunicadores y medios masivos hacen lo mismo. ¿Qué pasó? Pasó que el sistema judicial no es creíble. La mayoría no confía en sus decisiones.  La sociedad civil le quitó esa magnífica palabra que utilizan los ingleses “trust” y que nosotros traducimos como confianza.  La desconfianza en el sistema judicial no sólo implica que los jueces sean insultados en los supermercados o que los tribunales estén rodeados de rejas. También implica que los ciudadanos resuelvan los conflictos por mano propia.

Si esta espiral permanece en un camino ascendente vamos a camino a una suerte de “Estado de Naturaleza”: la guerra de todos contra todos. Es evidente que hay mucho para hacer y que tenemos que hacerlos todos para evitarlo. Tenemos que recordar que la última vez que los argentinos pedimos “orden” a “cualquier precio” fue el 24 de marzo de 1976. Esa debería ser nuestra premisa para pensar. Sobre todo la dirigencia, que debería ser un poco más mesurada a la hora de opinar sobre estas ejecuciones…

 

Anuncios

3 Comments

  1. Carel Veron says

    Por supuesto que la culpa es de los jueces, fiscales, policías y abogados que destruyeron la confianza en el sistema judicial, la doctrina que implementan los jueces como Zaffaroni desde la cima de su pedestal de hipocresía, ya que mientras nos dice que somos culpables de que el ladrón sea ladrón….él tiene 5 prostíbulos, y el resto de los jueces y fiscales hacen lo que sea por llegar al cargo o para ascender en su carrera…pasandose la seguridad de la sociedad por el orto.

    Me gusta

  2. Carel tambièn a tù comentario hay que agregar,la proliferaciòn del narcotràfico durante el anterior gobierno,que originò el cambio de còdigos de los delincuentes,actualmente cualquier loquito drogado y quemado por el paco te mata por un celular.Yo me pregunto:ante tantas falencias por parte del estado,en ciertas circustancias¿Tengo que cambiar mi vida o la de un ser querido, por la de algunas de estas lacras?

    Me gusta

  3. gabriel says

    El apartarse de DIOS que es AMOR que es JESUCRISTO que es la verdad y el porque de la vida …
    desconocerlo es vivir por la razón que todo lo justifica …..la misma es contrario a la FE y la mayoria sigue sus propios deseos impulsos siendo su moral entre parentesis la justicia divina y asi estamos y el reflejo es pinocho alguien que lee sobre la pobresa y a traves de sus estudios quiere y desea esterminarla llevandola a 0 sean individuos sean razas cultura la razón está muy por debajo de la pobresa de la humildad solo el verdadero AMOR podra hacer de cada ser humano el hilo conductor y librarnos del peor enemigo la ignorancia .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s