Investigaciones
Dejar un comentario

De grieta, Corea del Centro y periodistas

La opinión sobre “la grieta” de los periodistas de investigación Hugo Alconada Mon, del diario La Nación, y Santiago O´Donnell del diario Página 12

Por Catalina de Elía, periodista y politóloga
@CatadeElia

Los discursos y discusiones de los periodistas en los Martín Fierro de radio en torno a los despidos en los medios y todo lo que se generó alrededor son una excelente foto del estado de los medios, periodistas y periodismo.  Además, ilustraron cuánto nos falta para tener un espacio común más saludable en el que no se estigmatice sino que se respete al que piensa diferente.

También surgió de allí una posibilidad: empezar a desnudarnos y pensar cómo podemos superar algunos de los aspectos nocivos generados por esta distancia irreconciliable para mejorar el debate público. Fue interesante, por ejemplo, cómo Marcelo Longobardi -que está ubicado en el otro extremo del pensamiento de Reynaldo Sietecase- cuestionó en su editorial a periodistas afines a su ideología por atacar el discurso del periodista de Radio Con Vos de la noche de los Martín Fierro.

Sin embargo, al profundizar en el tema nos cuesta hablar de “la grieta” sin caer en generalizaciones. Hay polarizaciones políticas, por ejemplo, que no son grieta. También se simplifica cuando se dice que todos los argentinos somos intolerantes o que la grieta comenzó apenas unos años atrás. Todo depende… El rol de los medios y de los periodistas también es dispar. Algunos alientan los consensos, otros son convencidos desde los extremos y otros se hacen millonarios con fomentar las divisiones.  Esta podría pensarse, entre otras, como una razón por la cual el receptor de noticias y notas de opinión elige cada vez más por periodista que por medio.

Aunque es difícil definir la grieta, podemos identificar algunas de sus características. Por ejemplo, cómo esta está atravesada por las mafias y los poderes ocultos que sobreviven a todos los gobernantes de turno. También la dificultad para construir acuerdos o consensos.

En este punto, entre otros, coinciden dos de los referentes periodísticos más importantes del país. En el blog VOCES EXCLUIDAS decidimos entrevistar a Hugo Alconada Mon, Prosecretario de Redacción de La Nación, miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y autor de varios libros, porque en sus trabajos sobre corrupción, lavado de dinero y fraude corporativo ha interpelado a todos los gobiernos por igual. Y a Santiago O´Donnell, Editor del Mundo en Página 12, autor de varios libros y de un conocido blog, porque ha tenido acceso a información sensible y confidencial con los “WikiLeaks” que le permitió conocer de primera mano los movimientos de la política y también pensar “la grieta” desde una perspectiva más global.

¿Hasta qué punto pensás que a los argentinos nos cuesta escuchar y respetar sin juzgar las opiniones, ideologías diferentes? ¿Cómo crees que eso puede impactar en la construcción de una civilización en la que estemos todos?

Hugo Alconada Mon: Nos cuesta muchísimo escuchar al otro. Es algo notable entre los argentinos, aunque este no sea un fenómeno exclusivo de la Argentina. He vivido en otros países y he notado lo mismo, aunque no al extremo que he vivenciado aquí.  Y eso dificulta la construcción de consensos y, por tanto, de políticas de Estado.

Santiago O´Donnell: Es difícil generalizar, hay de todo en todos lados. Aun generalizando, tendría que decir que depende. Los argentinos somos bastante intolerantes en comparación con las sociedades más liberales y bastante tolerantes en comparación con las sociedades más totalitarias. También podría decir que en mi experiencia la gente de la capital es más arrogante o confiada en si misma,y por o tanto tendría menos capacidad para empatizar con el otro diferente. Yo creo que el consenso y la diferencia son las dos caras de la democracia. Los dos son necesarios. Quizás sociedades más crispadas como la nuestra necesitan más acuerdos que debates en este momento.

¿Qué valorás del gobierno de Cristina Kirchner y qué valorás del gobierno de Mauricio Macri?

Hugo Alconada Mon: Del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner valoro algunos avances sociales, como pudo ser la ley de matrimonio igualitario, o el impulso que le dio a las investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos durante la dictadura; del gobierno de Mauricio Macri valoro, en especial, que haya bajado el nivel de confrontación política y pública que imperó durante años. Es un avance que espero y deseo que se mantenga.

Santiago O´Donnell: Del gobierno kirchnerista la sensibilidad social, el proyecto de integración regional y el haber abierto debates sobre los medios y los recursos naturales. De Macri valoro la mayor pluralidad y tolerancia con respecto al anterior y algunos aciertos de gestión como el pago a los jubilados y el metrobus.

¿Estás de acuerdo con el concepto de “los jueces argentinos son simpáticos con el poder de turno”? ¿Qué pensás sobre esto?

Hugo Alconada Mon: Sí, coincido plenamente. Observo un notable interés en la mayoría de los jueces por congraciarse con el poder (sea político o empresarial). Suelo bromear con una suerte de teorema: “Si dos NN se enfrentan, se impartirá Justicia; si un NN se enfrenta con un poderoso, lo siento por el NN; y si dos poderosos se enfrentan… bueno… cualquier cosa puede ocurrir”.

Santiago O´Donnell: Otra generalización. Pero es indudable que al menos un grupo importante de jueces influyentes en el fuero federal lo son.

¿Cómo juega lo que el politólogo italiano Norberto Bobbio llamaba el “cripto estado” (mafias, poderes ocultos, operadores) en relación con la grieta?

Alconada Mon: Bobbio fue un visionario. En Twitter fijé un mensaje al inicio de mi cuenta. Y dice: “La matriz (subterránea) de corrupción e impunidad sigue intacta en la Argentina. Pasan los gobiernos (y se benefician), el sistema sigue…”  Creo que respondí tu pregunta, ¿no?

Santiago O´Donnell: Las mafias y los poderes ocultos atraviesan todas las grietas y sobreviven a todos los gobernantes de turno.

¿Creés que  hay complicidad de la sociedad civil, incluso de las terceras posiciones, en la corrupción y la violencia política?

Hugo Alconada Mon: Sí. La corrupción y la violencia sólo son posibles por la complicidad, tolerancia y hasta aliento de los ciudadanos. Abundan los ejemplos de políticos, empresarios, deportistas, periodistas, gremialistas y otros supuestos “referentes” que son considerados “vivos” o “piolas”, aún cuando su derrotero es lastimoso o, incluso, criminal…

Santiago O´Donnell: Otra generalización. Depende de quién y en qué caso. Algunas organizaciones de la sociedad civil, pienso en los gremios, están siendo estigmatizados por cierta derecha como los culpables de todos los males del país. Otras instituciones influyentes como la Iglesia Católica parecen inmunes a cualquier crítica. Y por lo general las ONGs, por caso las de derechos humanos, no siempre reciben el escrutinio que se merecen. Y después, están las fundaciones de los políticos, que muchas veces operan como simples cajas de recaudación, y que tampoco son controladas ni por el Estado ni por la opinión pública.

¿Cómo evalúas el rol del periodismo hoy? ¿La gente elige más por medios o por periodistas ?

Hugo Alconada Mon: Al igual que con los jueces, prefiero evitar las generalizaciones. Hay periodistas de primer nivel en la Argentina, que se destacan por su integridad, ética de trabajo, responsabilidad. Y hay otros que se conocen por su ligereza, su opacidad o por coimeros.  Y lo mismo ocurre con los medios de comunicación. Por eso creo que aquellos que buscan informarse seleccionan cada vez más y mejor en qué medios y con qué periodistas informarse.

Santiago O´Donnell:  Al periodismo lo veo muy atomizado y muy atravesado por las otras dos grandes corrientes de la comunicación pública, que son la publicidad y la propaganda. El paradigma del equilibrio periodístico ha mutado al paradigma de la hipertransparencia. En esa sintonía, cada vez más es el periodista y no el medio en quien se referencia el consumidor de noticias.

¿El periodismo, los medios y/o los periodistas aumentan, reflejan y/o achican la grieta?

Hugo Alconada Mon: Otra vez, depende. Algunos buscan de manera deliberada evitar las confrontaciones innecesarias, alientan los consensos e incluso los debates constructivos. Otros, por el contrario, se han millonarios con fomentar las divisiones…

Santiago O´Donnell:  Todo eso y mucho más y al mismo tiempo nada de eso porque hay tantos periodistas como modos de actuar dentro del periodismo como modos de evaluar la actuación de un periodista o de todos los periodistas con respecto a una problemática como puede ser cualquier clivaje profundo dentro de una sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s